TRENDING

lunes, 24 de junio de 2013

¿POR QUÉ LOS NIÑOS PEQUEÑOS NO SE ROMPEN LOS HUESOS AUNQUE SE CAIGAN?


La razón de que esto ocurra es porque los huesos de los niños pequeños aún no están totalmente formados. En cada extremo de los huesos largos, denominados epífisis, se  puede localizar una zona de tejido cartilaginoso, que son sin duda alguna de gran consistencia. Aunque, es importante destacar que son más flexible que los huesos. 

Si deseas más trucos de Remedios Caseros visita: Fanpage Remedios Naturales... Click Aquí


NIÑOS PEQUEÑOS
A partir de estas zonas se desarrollarán los huesos a medida que el niño va creciendo. El crecimiento óseo finaliza como norma general a los 25 años de edad. Por ello, los niños pequeños tienen estas regiones osificadas de forma más separadas entre sí, que las personas adultas. 

Los niños pequeños son menos propensos a romper huesos ya que existe siempre una región blanda que amortiguará el golpe que se haya dado en una zona concreta. Además, los huesos de éstos son mucho más flexibles que los que posee un adulto.


FRACTURA DEL TALLO VERDE EN LOS NIÑOS

A modo de curiosidad, una de las fracturas más frecuentes en niños pequeños es la denominada "fractura en tallo verde", y es provocada por rotura de sólo una parte del hueso, mientras que la otra se queda entera como ocurre cuando se intenta romper la madera verde de una rama de árbol, que es más flexible que las que están totalmente desarrolladas.

Otras de las grandes respuestas a la pregunta ¿por qué los niños pequeños no se rompen los huesos aunque se caigan constantemente? es la estatura ya que es más pequeña, además de ser más ligeros. Para dar explicación a este hecho, se podría decir que cuando se caen, la distancia que deben recorrer es menos y, así el impacto es mucho menor y violento.

Bibliografía: C.Rayner

Facebook:

Red de Blogs "GRUPO LM"

Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

Publicar un comentario

HAZTE SEGUIDOR:

 
Back To Top