TRENDING

domingo, 4 de mayo de 2014

CURAR UN ESGUINCE MAL CURADO


Los esguinces mal curados pueden traer molestas y graves consecuencias para quien lo padece. Un esguince bien curado es la solución ideal y necesaria para no tener molestias a posteriori. Curar un esguince en tiempo y forma es la solución definitiva al problema.

Si deseas más trucos de Remedios Caseros visita: Fanpage Remedios Naturales... Click Aquí


Curar Esguince

En demasiadas ocasiones, después de contraer un esguince no se suele visitar al médico siendo la automedicación y el reposo una forma de curar esguince y así dar una solución rápida al problema. 

Pasado unos días, la persona se comienza a sentir mucho mejor y vuelve a la tarea cotidiana en iguales circunstancias de trabajo, peso y efectividad anterior. Desgraciadamente, los músculos y los ligamentos dañados, aún sin curar, vuelven a torcerse provocando una recaída, es decir, un esguince aún más grave.

¿Qué es un esguince?

El esguince se puede producir simplemente andando o paseando por la calle, e incluso si se coge de golpe un peso excesivo, o desarrollando algún tipo de actividad deportiva. De esta forma inesperada, torcemos algún músculo o ligamento del cuerpo. Este estiramiento desmesurado, torsión o distensión es debido al movimiento brusco del miembro o parte del cuerpo afectada.

El fuerte dolor que se produce es casi insoportable durante los días que se está afectado por está lesión. Otros síntomas son la inflamación y sensación de calor. A la hora de curar un esguince su médico debe diagnosticar que tipo de esguince tiene: leve o grave, en este último caso la rotura del ligamento. Las zonas más frecuentes para este tipo de lesión son: en la muñeca, codo, cuello, alguna zona de la columna vertebral, tobillo, e incluso, en otras partes del cuerpo.

Curar un esguince mal curado

¿Qué hacer ante esa delicada situación? Primeramente visitar al médico y dejarse aconsejar por este profesional. A la hora de curar un esguince deben tomarse en cuenta el tamaño de la lesión y la articulación, o parte del cuerpo afectado. Consejos para curar un esguince:

  • Tomar antiinflamatorios no esteroideos prescritos por el médico especializado.
  • Reposo total, y si es posible con el miembro en alto. Un claro ejemplo: poner el pie en alto en un almohadón o cojín grande. Esto reducirá considerablemente la inflamación y los cardenales.
  • Aplicar hielo unos 10 minutos, recomendable 3 veces al día.
  • Vendar muy bien la zona afectada para evitar moverla.

Una vez curado el esguince, a la hora de volver a la vida cotidiana debe hacerse poco a poco, sin forzar demasiado. 

Recomendable: una buena rehabilitación funcional realizada siempre por un especialista experto. 

Más vale prevenir que curar: un buen consejo para curar un esguince.

COPYRIGHT © LIDIA M.Y./ Foto Por Cortesía: Clipart
RED DE BLOGS "GRUPO LM"

Facebook:

Red de Blogs "GRUPO LM"

Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

Publicar un comentario

HAZTE SEGUIDOR:

 
Back To Top