TRENDING

lunes, 13 de octubre de 2014

CAUSAS DEL INSOMNIO



Dormir es de vital importancia para poder llevar un ritmo de vida estable. Los expertos en salud recomiendan descansar ocho horas diarias, el problema llega cuando no se consigue dormir tanto. ¿Tú estás en ese grupo? Probablemente, alguna de estas causas tenga algo que ver.


salud-consejos
¿Duermes y descansas?

Ciclos de sueño

¿Mantienes hábitos de sueño regulares? Si no duermes todas las horas que debes de forma seguida y sin interrupciones, si cada día te levantas a una hora y te acuestas a otra... entonces, alterarás todos los ciclos de sueño de tu organismo. Hay que mantener un ritmo estable para evitar que el cerebro se active y permanezca alerta toda la noche, de lo contrario, tendremos alternaciones de sueño.

Malos hábitos

¿Duermes con la televisión encendida? ¿Dejas las luces dadas durante toda la noche? ¿Hay ruido en tu entorno de descanso? En ese caso, no descansas bien. Debes evitar estos malos hábitos que alteran el ciclo de la vigilia-sueño.

Estrés

Si vives estresado, lo vivirás tanto de día como de noche, y tanto despierto como dormido. El cerebro, aunque quieras evitarlo, continúa pensando en todo lo que tienes que hacer y en todos los problemas que rodean tu día a día. Y esto es así. Por tanto, para descansar bien, lo mejor es mantenerse alejado del estrés, estar relajado y sin tensión ayudará combatir el insomnio primario.

Psicología

Puede que el trastorno vaya a más y no sea estrés, sino que haya pasado al estado de poder catalogarse como ansiedad, depresión o trastorno post-traumático. Si a estas condiciones, te recomendamos que acudas a un psicólogo para que trate tu caso con más detalle.

Lugar de descanso

El lugar en el que duermes cada noche es muy importante, así como todas las características que lo rodean. El colchón debe ser cómodo y la almohada de buena calidad, no debes pasar frío ni tampoco demasiado calor, debe ser un lugar bien ventilado y que esté cubierto para no recibir luz directa del sol al amanecer.

Otros

Existen otras alteraciones que pueden alterar tus ciclos de sueño naturales, como por ejemplo un cambio hormonal, como por ejemplo la menopausia; problemas respiratorios, como por ejemplo la apnea; u otros trastornos de sueño, como por ejemplo el síndrome de las piernas inquietas.

En cualquier caso, si no duermes todo el tiempo que te recomiendan los expertos, ni descansas lo suficiente, todo ello repercutirá de forma negativa en tu día a día. Al fin y al cabo, tu salud es lo más importante, de modo que trata de relajar tu cuerpo y mente con alguna infusión o un poco de ejercicio y, sino, consulta con un médico especialista para que examine tu caso con mayor atención.

COPYRIGHT © RUBÉN S./ Foto Por Cortesía:saludcronica.com
RED DE BLOGS "GRUPO LM"

Facebook:

Red de Blogs "GRUPO LM"

Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

Publicar un comentario

HAZTE SEGUIDOR:

 
Back To Top